El alcalde de Soria presenta el inicio de las obras del futuro Centro Cívico Santa Clara

Las obras del Centro Cívico de Santa Clara ponen en valor el imponente ábside de la antigua iglesia

  • El alcalde de Soria Carlos Martínez ha visitado la obra en la mañana de hoy acompañado por el subdelegado del Gobierno Miguel Latorre y responsables técnicos de la intervención que supera los dos millones de euros de inversión y permitirán una actuación patrimonial y social ofreciendo al barrio del Calaverón un punto de encuentro cultural y cívico. La antigua Iglesia fue cedida por el Ministerio de Defensa y cuenta con subvención de Fondos FEDER dentro de la Estrategia Urbana de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado Soria Intramuros

El alcalde de Soria Carlos Martínez, el subdelegado del Gobierno en Soria, el redactor del proyecto Francisco Ceña, la arquitecta municipal, Beatriz Carro, y representantes de la empresa adjudicataria han visitado esta mañana la intervención en la iglesia del antiguo convento de Santa Clara y su conversión en Centro Cívico y cultural. La empresa que lleva a cabo esta importante intervención patrimonial y social es COMPAÑÍA INTERNACIONAL DE CONSTRUCCIÓN Y DISEÑO, S.A.U., en el precio de 1.689.600,92 € más el 21% de IVA, cofinanciado al 50% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) de la Unión Europea, en el Programa Operativo de Crecimiento Sostenible período 2014-2020.

El alcalde de Soria ha querido destacar la labor de cooperación entre la Subdelegación de Defensa de Soria, el propio Ministerio de Defensa, la Subdelegación del Gobierno en Soria y el consistorio capitalino para lanzar este proyecto “que va mucho más allá de una actuación arquitectónica y encaja dentro del proyecto de ciudad ya que permitirá seguir con esa puesta en valor del patrimonio cultural y artístico y además fortalecer la red de Centros Cívicos de Soria cumpliendo una demanda de los vecinos del Calaverón con espacios polivalentes para sus actividades”.

Como era de esperar al tratarse del espacio de una antigua iglesia y un convento, en la realización de las catas han aparecido algunos restos óseos humanos que han sido cubiertos a la espera de la autorización pertinente para su estudio, catalogación y tratamiento oportuno.

El proyecto incluye toda la iluminación ornamental del exterior, un espacio interior diáfano con un salón polivalente con un techo hasta la cota máxima lo que ayudará a que toda la ciudadanía pueda conocer un lugar hasta ahora totalmente eclipsado. El principal cambio va a ser precisamente pasar de un edificio muy compartimentado pensado en su momento para Defensa, con zonas para el reclutamiento y salas separados para oficiales, a un lugar abierto con cuatro plantas y sótano en el que desde todas ellas se va a tener una visión transversal de la Iglesia que ya se puede apreciar al haber comenzado las tareas de limpieza del interior del inmueble.

La planta baja incluirá un salón de usos múltiples de hasta 160 personas con cerca de 416 metros cuadrados. El sótano tendrá una superficie de 156, la primera planta de 160, la segunda de 112 y la tercera de 86 con un vacío de 274. De esta forma, en cuanto a la distribución, la planta baja incluirá la sala así como la cafetería, mientras que en la primera se incluirá salas para talleres y una zona de cocina además de un espacio didáctico. En la segunda se ubicará una biblioteca y una sala de música con un tabique móvil y aprovechando el óculo para la entrada de luz natural. En la última planta está previsto un gimnasio para dar cobertura a las muchas actividades de baile que habitualmente programa el Calaverón. La previsión de plazo de ejecución de la obra es de cerca de 18 meses.

Comparte este contenido